Banner

martes, 12 de junio de 2012

Isabel II y el marisco

La reina  quiso conocer los que daban las piedras de Galicia.
Sabadelle

Cuentan las viejas crónicas  que la reina Isabel II pretendía organizar en la Corte, un macrobanquete, en donde estuvieran representadas todas las referencias gastronómicas de España.

 Reunida con un grupo de colaboradores, Isabel II fue enumerando los distintos productos de cada comunidad. En representación de Galicia estaba un cura muy “enxebre”. La reina no veía nada que referenciar  de nuestro país al que aludió como “una tierra pobre como las arañas”.

 El párroco rural reaccionó lanzando un órdago a la reina:”Yo me comprometo, majestad a servir un banquete exclusivamente con lo que producen las piedras de Galicia”. Y así fue como la regente aceptó el reto acabó conociendo la magia del sabor que encierran nuestros mariscos. Y dicen que le gustó.

 Esta anécdota fue recuperada por la revista Estampa décadas más tarde en uno de sus números.

No hay comentarios:

Publicar un comentario